El camino de las familias castrenses




Hacia una pastoral castrense más acompañada

El Encuentro de Pastoral Castrense realizado en octubre, se enfocó en continuar con el proceso comenzado en Argentina y Guatemala para la construcción de las Orientaciones Pastorales para la evangelización de las familias en el mundo militar y policial, a la luz de la exhortación «sobre el amor en la familia» (Amoris Laetitia) del Papa Francisco.

 

En Mc 9, 33-37, al llegar a Cafarnaun, Jesús pregunta a los discípulos sobre qué discutían en el camino. Ellos no responden porque conversaban sobre quién era el más importante.  Es entonces que Jesús les dice que el que quiera ser más importante debe ser el último y servidor de todos.

 

Tomando como modelo esta cita, surge el cuestionamiento acerca de cuáles son los motivos de discusión de nuestras familias.  Seguramente, lo más importante sea escalar posiciones sociales y económicas, a menudo en detrimento de los valores morales.  Padre y madre enfocados en puestos, salarios y posición social, dejando a hijos al cuidado de otras personas.

 

Es aquí en donde la pastoral castrense –diferente a la pastoral parroquial- debe ser más acompañada.   Caminar, discutir y conversar con las familias acerca de los valores e invitar a las personas a dejar de vivir un amor egoísta (Erao).

 

Militares y policías sacrifican todo en favor de su servicio.  Esto impacta en la familia que recibe la decisión tomada por el mando.  Muchas veces, es difícil separa la vida de los cuarteles de la vida familiar.  Es profundamente necesario -entonces-  que la familia vuelva su mirada a Jesús para escuchar lo que Él le dice.

 

Es fundamental resaltar la importancia de escuchar a todos los miembros de la familia y hacerlo con actitud de niño.   De forma humilde.  Pequeña.  Dejando todo orgullo y soberbia de lado y hacerse pequeño para oír con humildad.

 

Frente a esta situación, la pastoral familiar concluyó en la importancia de promover los espacios para fomentar el diálogo en la familiadestacar  lo trascendente que es escuchar con humidadayudar a pasar de un amor egoísta (Erao)  a un amor de servicio (Agapao);  insistir en lo fundamental que es  dedicar más tiempo a la relación matrimonial y a  la relación con los hijos

 

Finalmente, es  muy necesario llegar a las familias de manera preventiva y no cuando la crisis ya está presente.  Identificar sus preocupaciones, sus sueños y proyecto de vida,  a fin de acompañar a la familia castrense en el camino de unión y amor mutuo.

El Encuentro de Pastoral Castrense realizado en octubre, se enfocó en continuar con el proceso comenzado en Argentina y Guatemala para la construcción de las Orientaciones Pastorales para la evangelización de las familias en el mundo militar y policial, a la luz de la exhortación «sobre el amor en la familia» (Amoris Laetitia) del Papa Francisco.

 

En Mc 9, 33-37, al llegar a Cafarnaun, Jesús pregunta a los discípulos sobre qué discutían en el camino. Ellos no responden porque conversaban sobre quién era el más importante.  Es entonces que Jesús les dice que el que quiera ser más importante debe ser el último y servidor de todos.

 

Tomando como modelo esta cita, surge el cuestionamiento acerca de cuáles son los motivos de discusión de nuestras familias.  Seguramente, lo más importante sea escalar posiciones sociales y económicas, a menudo en detrimento de los valores morales.  Padre y madre enfocados en puestos, salarios y posición social, dejando a hijos al cuidado de otras personas.

 

Es aquí en donde la pastoral castrense –diferente a la pastoral parroquial- debe ser más acompañada.   Caminar, discutir y conversar con las familias acerca de los valores e invitar a las personas a dejar de vivir un amor egoísta (Erao).

 

Militares y policías sacrifican todo en favor de su servicio.  Esto impacta en la familia que recibe la decisión tomada por el mando.  Muchas veces, es difícil separa la vida de los cuarteles de la vida familiar.  Es profundamente necesario -entonces-  que la familia vuelva su mirada a Jesús para escuchar lo que Él le dice.

 

Es fundamental resaltar la importancia de escuchar a todos los miembros de la familia y hacerlo con actitud de niño.   De forma humilde.  Pequeña.  Dejando todo orgullo y soberbia de lado y hacerse pequeño para oír con humildad.

 

Frente a esta situación, la pastoral familiar concluyó en la importancia de promover los espacios para fomentar el diálogo en la familiadestacar  lo trascendente que es escuchar con humidadayudar a pasar de un amor egoísta (Erao)  a un amor de servicio (Agapao);  insistir en lo fundamental que es  dedicar más tiempo a la relación matrimonial y a  la relación con los hijos

 

Finalmente, es  muy necesario llegar a las familias de manera preventiva y no cuando la crisis ya está presente.  Identificar sus preocupaciones, sus sueños y proyecto de vida,  a fin de acompañar a la familia castrense en el camino de unión y amor mutuo.


Galerías:




  
  

Avda. Los Leones N° 73 - Providencia - Santiago de Chile

Fonos: 22231 0870 - 22231 0872

secretaria@obispadocastrensechile.cl

Desarrollado por Iglesia.cl